La iglesia de San Pedro Apóstol, Tetzizimpan, fue edificada sobre una pirámide precortesiana, de ahí el nombre de Tetzizimpan: “sobre los demonios de piedra”; y es generalmente, el santo patrono quién da su nombre al barrio, aunque en este caso no fue así. El barrio San Fernando, toma su nombre de la Fábrica Textil San Fernando, fundada en 1849 por Don Ramón Cosío, quien pocos años más tarde la vende a Don Alejandro Law.

La fábrica fue importante centro de trabajo y producción, en ella se fabricaban casimires, alfombras y otros artículos de lana; antes de cerrar sus puertas a finales del siglo XIX, se fabricaban lienzos de algodón. El edificio que ocupara la antigua fábrica textil junto con veinte hectáreas de terreno tuvieron un nuevo destino al instalarse en ella la Escuela Militar de Aspirantes cuya fundación se decretó en 1904, con el fin de formar oficiales para los cuerpos de Infantería, Caballería y Artillería. El edificio y el terreno costaron al Gobierno ciento veinte mil pesos. “La escuela fue inaugurada el 29 de enero de 1905 y al día siguiente comenzaron las clases”. (Rodríguez, Fernando y Catalina Rodríguez.

Sobre la Tierra. Tlalpan, México. 1982). Otro punto de interés histórico en el Barrio San Fernando es el Hospital Militar, Lazareto Militar o también llamado Leprosario y como su nombre lo indica, tuvo como misión albergar a los militares que padecían lepra o alguna enfermedad contagiosa.

En tanto que la iglesia de San Pedrito se yergue con toda solemnidad y es punto de cohesión del Barrio, que se reúne puntualmente en torno a ella para su festividad el día 30 de junio de cada año.